Entradas

En mi defensa

Imagen
Involuto dolor encendido,
ardiendo en lo más profundo,
callado y escondido.
En la mente llena de tristezas,
sólo una pregunta golpea con fuerzas.
El porqué se levanta en mi contra,
la mano disfrazada con guantes de seda,
pero hiriente como esquirlosa piedra.
Detrás de su amable sonrisa,
se esconde la escoria,
y la negritud que mancha  almas,
envidia que invade
como eterna tempestad sin calma.
Más Tú mi amigo, abogado que me defiendes,
tus ojos pueden mirar mi anguastia,
pueden mirar mi espíritu que a ti acude sin dudas, tu puedes leer mis pensamientos y conoces cada impulso que mueve mi corazón,
me has mirado con tu eterno amor,
sanando cada herida, me das el don del perdón, y a ti clamo:
¡Ten piedad y mira con misericordia
a quien mi vida con mal quiere arrebatar!
Sea puesta en tí, mi confianza,
y reine tu paz en mí,
sobre toda fuerza destructiva,
de tan vil y despiadada potestad.






Caminos de Primavera

Imagen
Ayer te vi,
cruzando los caminos
de la primavera,
eran tus ojos fuego sol,
alma blanca y bella,
alma que mi alma espera.

Hoy estás aquí,
llenando cada espacio,
vacíos que nada en mi llenaban,
más tú con tus amores,
has venido a redimir,
las razones dentro de mi,
los deseos de volver a vivir.

Te veo aquí,
muy dentro de mi te has clavado,
lejos muy lejos,
pero en mi corazón,
a ti te he guardado,
en mis oídos tu voz he grabado,
en mis ojos tu luz  resplandece,
y tu amor,
de tristezas me ha levantado.




Caricias del viento

Imagen
En la belleza de un nuevo día
te reflejas en mi vida.
La voz que canta, me llega, me quebranta.
La dulce melodía me transporta
a un misterioso  mundo,
dándole alas a mi corazón,
para llegar a esa fracción de cielo.
Un par de míticos lagos
se crecen, se debordan sus aguas y
emergen de allí, dos  estrellas titilantes,
que quisieran ser el deleite
de tus dos luceros,
y que ellos, me conduzcan
a dulces senderos,
para descubrir el intenso sabor a vida.
Dame tus manos, abraza mi sentir por ti.
No dejes que me ahogue en el eterno silencio,
permite que tus mudas palabras,
allanen el dolor de mi corazón,
y surjan fuerzas en mí, para tomar del  apasionante elixir de los vientos,
y así, nazcan tiernas brisas,
que acaricien junto a mi alma
lo íntimo de tus pensamientos,
llevándote a cada mañana,
aromas de flores,
y de mi vida el amor,
que invade mi corazón,
en su humilde sentimiento.

Por Amor

Imagen
Que tristeza jamás llegue a ti, por mí.
Porque quiero estar,
en tus manos entregar,
día a día la dicha,
en tu corazón, alegría.
Que dar mi vida sea la prioridad,
no es necesario morir,
un segundo que piense en ti,
es un segundo de mi vida que te doy,
así, voy quedando en tu camino,
como madeja desenredada,
en su rastro, hilos de amor.
Que tus ojos y manos,
gocen de la invisible presencia,
a través de Amor más grande.
Quiero ser tu compañía,
en tus momentos de soledad,
justo allí, me podrás encontrar.
El aliento que te falte, tómalo de mí,
puedes abrazarte de mi mirada,
y yo te esconderé dentro de mi fuerza,
y mi amor por ti,
siempre, será tu espada.



Veré la recompensa

Imagen
Se abre el cielo arrojando
su canto de luz en lluvia,
relámpagos de fuego,
traspasan la tierra,
ardiendo las llamas de un amor,
voz en trueno grita...
que lento se extingue.
se suaviza la furia, del dolor,
inhibiendo las ganas de habitar,
ese mundo que lo era todo.
Molido el cuerpo, sacrificio,
en alabanza de labios,
mueva al corazón en sentir el deseo
de amar primero, al primero,
abandonando en sus manos,
al de los más preciados,
sin conocer sus más altos pensamientos,
pero confiando sin reparos,
que su proceder está lleno de justicia,
y su obra, la bondad que nace de amor benigno.
Jamás atormente la duda la mente,
y que mis ojos contemplen el galardón,
el deseo de mi alma,
largos días sobre días,
a quien amó mi corazón.




Duele respirar

Imagen
Todo me parece tan gris
que ya no hallo colores en las flores,
mi pecho duele, duele fuerte,
y mi alma se hunde nuevamente,
en los confines de su mente,
las melodías de los cantos,
turpiales a orillas de manantial
suenan en voz quebrada,
las notas fuera de su pentagrama,
la tristeza de mi alma exclaman,
Duele fuerte mi pecho,
y se contiene mi respiración,
nublados mis ojos,
todo parece confuso
me encuentro perdida
dando pasos imciertos
en medio de mi oscuridad.





El Defensor

Imagen
Silentes y tenebrosas las sombras,
visajeaban en lo oscuro
de los techos de la vieja choza,
donde acogía en su interior,
a su amada.
Acechaban a los sueños del guardián,
penetrando su inconciente,
haciéndole relinchar como bestia
en bruscos saltos de resabio,
mientras los iluminados ojos,
que ven a través del velo impenetrable
de la negra noche,
extendía desde su mente
las poderosas palabras invocando a su amo,
y ángeles bajaban a su encuentro
y eran sus alas refugios inconmovibles,
brazos acogedores de quienes sufren  persecución,
llámese tristeza o decepción,
amargura o desilusión,
angustia....tribulación.
La omnipotencia tomaba
forma cubriendo los aires
formando bayas de acero invisible
 y todo...todo por defender a su amada.

El Defensor.
Nancy J. Hernandez©