martes, 27 de junio de 2017

Vivir para Amar, morir para vivir

Sentí morir al naufragar

en el mar de tus ojos,

mi corazón pedía auxilio,

al hundirse cada vez más en tu mirar,

y suplicaba mi alma por no pecar,

en mis pensamientos

mis resbaladizos labios

siempre caían en los tuyos,

mientras en mi suspiro

te respiraba sólo a ti,

los días pasaban

y en ese naufragio

mi tortura aumentaba,

el sol de tus inocentes abrazos

ensendían lo escondido

de mis sentimientos,

y mi culpabilidad me arrastraba

a lo lejos en su gran marea.

Sentí morir de tristezas

al ser consiente de no poder tocarte,

mientras mis manos levitaban

acariciando tu rostro a través de la 

imaginación,

y corrían mis dedos sobre tu piel,

en lenta velocidad hacia lo prohibido,

agonizaba en las olas de tu voz

y este corazón a punto de gritar,

arrojaba con fuerza cada latido,

haciendo ecos desconosidos,

despertando sentimientos

que siempre se mantuvieron dormidos.

Sentí morir al descubrir que puedo sentir 

y amar en la inmensidad,

que jamás, sentí de verdad,

así como me embarga

el amor que ahora siento por ti.


Hoy sólo intento sentir vivir,

crucificando cada latido que nace por ti,

evitando el naufragio en tu mirada,

manteniendo la firmeza de mis labios,

sin pensar en los tuyos,

y que al abrazarte,

mis manos no corran sobre ti.

Intento sentir vivir,

cuando lejos te siento de mí,

sin derechos yo de protestar,

más que sentir que muero

por vivir lo que me hace sentir morir.


Nancy J. Hernandez©







2 comentarios:

  1. Un sentimiento que naufraga dentro del in tempestuoso mar del desamor recuerdos que siempre quedaran en la memoria del alma. Belicismo amiga Nancy un saludo con afecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Amigo. Mis Saludos y mejores deseos siempre para ti.

      Eliminar

Duele respirar

Todo me parece tan gris que ya no hallo colores en las flores, mi pecho duele, duele fuerte, y mi alma se hunde nuevamente, en los co...